Lijado
y barnizados

Prolongamos la vida de tu suelo po más tiempo

Pieza pequeña de muestra

Todos nuestros trabajos están amparados por la garantía que establece la ley, así como por la propia del producto que varía en cada caso dependiendo del fabricante y/o tipo de material, estando siempre al lado de nuestros clientes desde nuestros comienzos en 1973, atendiendo posteriores reparaciones, restauraciones o cualquier incidencia donde nos han podido necesitar.

La madera y sus productos derivados son materiales higroscópicos, lo que significa que absorben o liberan humedad del entorno según las condiciones higrotérmicas (humedad y temperatura) en las que se encuentren.

El tratamiento aplicado a los parquets (barniz, aceites, ceras, tintes, pinturas, etc.) proporciona una protección relativa, aunque no menos significativa, contra la absorción o liberación de humedad ambiental por parte del pavimento.

Un nivel elevado de humedad relativa en interiores o viviendas (superior al 65%) puede ocasionar una absorción excesiva de humedad por parte del pavimento. Por otro lado, una baja humedad relativa en áreas con instalaciones de madera (inferior al 35%) puede resultar en una pérdida excesiva de humedad del suelo, lo que podría dar lugar a deformaciones como abarquillamientos, grietas o separación de tablas. Es esencial anticipar y garantizar el adecuado acondicionamiento (ventilación, calefacción, protección contra la radiación solar directa, entre otros) en las áreas con pavimentos de madera. Esto evita que el parquet se vea afectado por fluctuaciones indeseables en el contenido de humedad, y por ende, por variaciones dimensionales no previstas.

Es obligatorio mantener una temperatura ambiente entre 20/25ºC y un rango de humedad relativa del 50 al 70% en zonas costeras, y del 35 al 60% en zonas del interior peninsular en las áreas instaladas. Para lograr y mantener estas condiciones, se recomienda el uso de humidificadores/deshumidificadores cuando sea necesario para mantener los niveles de humedad recomendados. No mantener estos parámetros anula la posibilidad de reclamar por posibles movimientos estructurales de la madera y excluye la cobertura de la garantía. 

HUMIDIFICADOR

Tras la finalización de la instalación, la responsabilidad de mantener estas condiciones recae en el propietario de la obra en todo momento.

Nota: Este protocolo es imperativo para todas las instalaciones con tarima de madera. Si no se siguen estas indicaciones, la madera podría experimentar problemas como rajaduras, contracciones, grietas, entre otros.

LIMPIEZA REGULAR DE LA MADERA

Para mantener la madera en condiciones óptimas, se deben seguir los siguientes pasos de limpieza:

Utilizar una mopa o aspiradora para eliminar el polvo.

Fregar con agua tibia y bien escurrida, empleando jabón limpiador jabonoso Combi Reiniger para suelos aceitados o Lyssolen 5 para suelos barnizados (consultar las instrucciones en los envases).

Evitar el uso de ceras o productos abrasivos (lejía, amoníaco, vinagre, etc.). No recurrir al uso de lijas. En caso de manchas (grasa, vino, barro, etc.), eliminar rápidamente con una fregona el derrame.

MANTENIMIENTO DE SUELOS ACEITADOS CÓMO REALIZAR LA LIMPIEZA ADECUADA DE LOS SUELOS DE MADERA NATURAL

Después de aproximadamente 12 a 36 meses (según el uso) y una vez que se ha llevado a cabo la limpieza regular según nuestras recomendaciones, es necesario utilizar Olie Fris para nutrir la madera y garantizar que permanezca protegida e hidratada como el primer día. No conviene esperar hasta que el suelo esté en condiciones «pobres», ya que esto lo dejaría expuesto a manchas y daños que luego serán más difíciles de restaurar. La madera nos dará señales de que necesita nutrición, por lo que es crucial atender a este mantenimiento.

Pasos a seguir:

Aspirar minuciosamente el suelo (muy importante).

Realizar la limpieza húmeda según se describe en la sección «limpieza frecuente de la madera» utilizando el limpiador jabonoso Combi Reiniger.

Permitir que el suelo se seque completamente. Aplicar el producto Olie Fris con un pulverizador (es esencial no excederse en la aplicación; es preferible quedarse corto y repetir la operación). Un pequeño bote debería ser suficiente para alrededor de 35/40m².

Extender bien el producto con una mopa o con la máquina CleanerTdM (disponible en nuestras tiendas).

Se recomienda aplicar el pulverizador y extender el producto en áreas pequeñas (2/3m2) para evitar pisar el Olie Fris, logrando así un trabajo más limpio y ordenado.

¿Necesitas
lijar y barnizar?

Pregúntanos sin compromiso